martes, 3 de marzo de 2009

Lolo

El lunes, de rebote, pasé por allí. No había ido desde aquel día, hace...
No pude evitar sentir un escalofrío, y todo aquel marasmo de sentimientos volvió por un momento. Como cada vez que mi sobrina me dice cuánto lo echa de menos.

Yo también te echo de menos, viejo.

3 comentarios:

Andrea dijo...

.... huecos de ausencia que sabes muy bien como llenar. Mucho tienes que contar, mi niño.

Beso

chica muelle dijo...

un abrazo grande de los de calentar :)

Xocas dijo...

Calquera diría que non están. Pero pesan. E de qué maneira !!

Unha aperta, rapaz.